Señores del Monte III - LANDLORDS

Instalación
Cianotipia sobre papel amate, audio
31 piezas de 1 x 1 m 
2018

LANDLORDS es la tercera parte del proyecto realizado en San Pablito Pahuatlán, ubicado en la sierra de Puebla. El propósito de esta pieza fue transferir un espacio delimitado, previamente trabajado por un chamán y por un artesano, a otro espacio, en este caso la Galería Filet en Londres. 

Se realizaron 31 papeles de amate de 1m x 1m con la ayuda de Don Genaro, artesano reconocido por su impecable trabajo con el papel. Con esto se trazó en el patio de la casa de Don Lupe, uno de los chamanes del pueblo, el espacio de la Galería Filet en Londres, que mide 31 metros cuadrados. 
Sobre este espacio Don Enrique realizó una ceremonia, en donde durante algunas horas negoció con los espíritus de la montaña, la protección y cuidado de este espacio transferible.
Durante la ceremonia se le ofrece a “El señor del monte”, “Madre de Tierra”, “Señor del Maiz”, “Presidente del Infierno” y a varios más, música, comida, incienso y dos gallinas negras y un gallo rojo como sacrificio. 
Todas las ofrendas y los mismos espíritus representados en papeles recortados, son envueltos en un paquete sobre una “mesa de muerte” y arrojados desde la cañada junto al campo santo, porque es importante que no quede rastro de  todo lo “tocado”.
Los papeles que se usaron como el suelo del espacio a proteger fueron, previamente a la ceremonia, empapados con cianotipo, el cual los volvió fotosensibles. 
El tiempo de la ceremonia, que fue de aproximadamente de 3 horas, fue el tiempo de exposición del químico a la luz, así que los rastros que quedan en la superficie del papel son más bien huellas de lo sucedido. Huellas de perros que pasaron encima, sangre de las gallinas, aguardiente, cera y especialmente es visible la huella de la lluvia que nos rocío en varios momentos de la ceremonia.
El nombre de las piezas fue pensado en inglés, LANDLORDS, por la relación que esta palabra tiene entre la forma en que los otomíes se refieren a los señores de la tierra y la que tenemos con los que legalmente son dueños de los espacios. 
Cada pieza es de un metro cuadrado, porque así es como dividimos el espacio que habitamos. Las piezas son autónomas y cada una viene con un audio de la ceremonia y su música.

Esta pieza ha sido mostrada completa en Filet, Londres y parcialmente en Salón Acme y en algunas exposiciones colectivas. Además de ser ahora parte de varias colecciones alrededor del mundo.