Espectro de Gamboa

Instalación 
Caja de madera, pedestal, bocina, polvo de cobre y audio
130 x 40 x 40
2017

Hace algunos años robaron el busto escultórico en honor a Fernando Gamboa que yacía fuera del Museo Tamayo, algunos dicen que fue por el material con que estaba hecho, otros que fue un acción artística en tiempos de las ferias de arte. Lo que es cierto es que desde entonces el pedestal continúa vacío. Fernando era el hermano de mi abuelo y fue cercano a mi padre, quien siempre que pasábamos frente a la escultura nos contaba alguna anécdota de este personaje de la cultura mexicana.

Para mi Fernando Gamboa siempre ha sido un fantasma con bastante presencia y por eso decidí hacer esta pieza / acción que consiste en reactivar el espacio vacío. La obra consiste en un sistema de una capa de polvo de cobre sobre una base de madera y una bocina debajo con un audio narrado por Fernando de un recorrido a una de sus exposiciones. La vibración del audio crea patrones en el polvo de cobre y así dibuja la voz de lo que ya no está, una nueva escultura creada por su propias palabras.

Esta pieza formó parte de “Satelite”, serie de exposiciones hechas en los alrededores de museos organizada por Violeta Horcasitas.