¿No estás tú bajo mi sombra y resguardo?

Cianotipia sobre manto y bordado
110 x 170 cm
2017 – 2018

Esta frase es una de las últimas que la Virgen de Guadalupe le dice a Juan Diego cuando apareció milagrosamente frente a él.
El proceso de esta obra fué tomar un manto a tamaño exacto de la tilma donde se encuentra la imagen sagrada, empaparlo de químico de cianotipia un 12 de diciembre en el monte del Tepeyac, tomarlo en la posición en que se reveló la imagen de la virgen frente al sol  y esperar a que el químico se exponga. Los pliegues de la tela se revelan y después las estrellas son bordadas en la posición del día en que apareció esa imagen, haciendo un mapa de posicionamiento en el universo. Re-accionar el acto del milagro para revelar una nueva imagen.